sábado, 24 de octubre de 2009

¡ Paso a Paso !


Buenas noches, tardes, días, depende; espero estén muy bien, fin de semana gracias a Dios, hoy vi una película en la noche, donde un papá era sumamente protector y no asimilaba el hecho de que su hija no era ya una bebe, y constantemente decía,"Que rápido pasa el tiempo" pues si; es cierto, demasiado rápido diría yo,, muchas cosas han pasado, muchos años han pasado y parece que fue ayer; unas buenas y otras no tan buenas, y definitivo unas muy malas,,,pero también hay momentos y situaciones que parece que se detiene el tiempo o va en cámara lenta. Dice x ahí: "que el tiempo es cruel y a nadie quiere" "que el tiempo es malo y muy cruel amigo"



Éxodo 16:1-5.

"Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán" Mateo 6:34

A mi me encanta andar en bicicleta y emprender rutas sin pensarlas,,solo tomo la bici pongo música y donde me lleven las ruedas y el aire por supuesto ja, pero es interesante cuando me encuentro con una colina o una cuesta muy pronunciada, procuro no pensar en el final de ella, si no en ir pedalazo a pedalazo sin preocuparme del final, por que se que me podría desanimar o simplemente me puede dar pereza o pensar de más ¿ faltara mucho,? ¿ se pondrá peor arriba? ¿ habrá otras iguales o peores" ?


La vida puede ser así. Si nos adentramos demasiado en el futuro, puede que los desafíos parezcan como escalar un Monte muy alto descalzo y con un gran equipaje . Pueden parecer imposibles de manejar si pensamos que tenemos que estar «listos para la cuesta».

La Biblia nos recuerda que el hoy es todo con lo que necesitamos lidiar. No necesitamos preocuparnos por las tareas de mañana (Mateo 6:34). Imagina a Moisés pensando: «Tengo que alimentar a todas estas personas sabe Dios por cuánto tiempo. ¿Cómo podré conseguir tanta comida?» Dios cuidó de esa montaña con maná -pero sólo en la cantidad suficiente para alimentarse día a día (Éxodo 16:4).

Toda colina en la vida es demasiado alta si pensamos que debemos escalarla de una sola vez. Pero no hay colina insuperable si avanzamos paso a paso -con la ayuda de Dios.

Y no estoy diciendo que no debamos planificar nuestras actividades, tener visión y sueños, pero la idea es no afanarnos en los resultados ni los detalles (eso le toca DIOS)

Reflexión: Dios está allí para darnos fuerza para cada colina que tenemos que escalar.

Bendiciones.

No hay comentarios: