lunes, 16 de noviembre de 2009

¡ Por la cabeza !


Domingo, que difícil es descansar para una persona con hiperactividad, muy difícil, pero bueno... hoy fue uno de esos días que debes decidir entre ir a la iglesia o no ir, tenia muchas razones para no ir, primero por que necesito descanso, pero igual había salido a hacer otras cosas, entonces no era justificable, luego aproveche la oportunidad de llevar a un amigo, y lo más importante, definitivamente debía estar ahí para escuchar ese mensaje, , , en resumen el mensaje fue dedicado a los miembros de la iglesia... directo, de eso que sientes los chichones de las piedras espirituales,, gracias a Dios, que nos da su palabra para arreglar las cosas que están mal.

El versículo clave fue I Corintios 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.
En otras palabras no es posible que dentro de los mismos hijos de Dios que formamos el cuerpo de Cristo, nos maltratemos unos a otros, que nos burlemos unos de otros, que chismeemos unos de otros, que hagamos discriminaciones por razas, estatus sociales, costumbres, modas, nacionalidades, residencias, familias, economía, intelectos, trabajos, conocimientos, etc.. no es posible, , pero es un hecho. A mi en lo personal me dio muy duro la parte de las burlas, es uno de mis tantos defectos, hay que trabajar en eso..

El solo hecho de pensar que alguna persona pueda dejar de asistir o alejarse de los caminos de Dios por un mal chiste, una mala broma, una discriminación a causa de alguno de nosotros debe ser algo que nos preocupe.. Es momento de toma de decisiones y romper con costumbres y manías.

Esta predica es para los que tuvimos la sensibilidad de captar que era para nosotros el mensaje, y que debemos tomar cartas en el asunto, y a los que les entra por un oído y sale por otro, Que esperas? que Dios baje y te hable?

No nos creamos más que los demás, de ninguna manera...que no lleguemos a promover frases así:

""Mi complejo de superioridad es mejor que el tuyo."


Buenas noches.