viernes, 18 de diciembre de 2009

¿ Donde esta la policía ?


Buenas a tod@s, hoy día una vez más fui testigo de como es que definitivamente el sistema esta corrupto, ayer para no quedar atascado en una presa en Hatillo Centro; corté camino por un lugar que se comunica con otro fácilmente para salir más rápido(no digo nombre de lugares pues no soy reportero), yo sé que ahí el ambiente es rudo,y me animé a pasar porque conozco a algunos personajes de por ahí, pero es increíble ver como aproximadamente 9 jóvenes literalmente se te lanzan al carro y sacan la bolsa con cosas "extrañas", y te las ofrecen como si fuera Paso Canoas, yo solo me pregunto, donde esta la seguridad de nuestro país?, como sera que funciona el sistema judicial y penal?, hasta donde tengo entendido, nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Entonces que espera el Ministro de Seguridad para pasar en un carro normal y comprueba lo contrario? El sistema esta Corrupto. Esperemos que Otto con su "mano dura" pase por ahí, o por muchos lugares mas que el mecanismo es igual. Definitivo no es un lugar apto para cardíacos, ni para personas que viven dentro de su nube de colores, ni dentro de Burbuja de Cristal, los que cierran la ventana cuando ven un indigente cerca.


Les había dicho que iba a terminar hoy de poner algunas características más de Jesús como hombre en la Tierra, solo voy a poner unas pocas más, pues ya abunde con el tema anterior.

Jesús no era clasista, el se compenetraba en los diferentes contextos, y sabia de todo un poco.
Jesús comprendía a los pobres (Lucas 21:1-4) y a los ricos (Lucas 21:13-34). Comprendía tanto los problemas del jornalero como del patrono (Mateo 20:1-16). Conocía los principios de la economía y sabía cómo se debe manejar la riqueza (Mateo 23:23; Lucas 19:12-16). Y pagaba impuestos (Mateo 17:24-27; 22:17-21).

Jesús era conocedor de la fauna y la flora (Mateo 6:26-30), de los principios de la agricultura (Mateo 13:1-43) y de la cría de animales domésticos (Juan 10:1-5; Lucas 13:15; 14:5). Sabía observar los elementos para saber qué tiempo haría (Mateo 16:2-3).

Quienes se imaginan solamente a un Jesús manso, benévolo y delicado han olvidado que echó a los cambistas del templo en dos ocasiones (Juan 2:13-17; Marcos 11:15-17). Volcando mesas y asientos tiró el dinero por el piso, y mientras los cambistas aterrados procuraban evadirlo, tomó una fusta y con ella sacó a las ovejas y bueyes asustados.


Mañana tal vez ponga otras,no los voy a instar a visitar estos lugares, por que en verdad son peligrosos, pero si los insto a pensar que no todo es como se ve, no todas las personas tienen un ritmo de vida como el nuestro. Hay mucha necesidad de llevar la palabra de Dios de algún modo a esos lugares.

saludos..

No hay comentarios: