lunes, 25 de enero de 2010

Ondeando


Inicio de semana, comienza un nuevo ciclo, para los que no nos gusta la rutina, es mejor no pensar en esto, pues esto se repite 52 veces al año, bueno proporcionalmente como 50, la diferencia podemos marcarla nosotros, hacer que cada día sea diferente. Pero como siempre he pensado; la vida es un tanto complicada, de igual manera deseamos que algunas cosas cambien, también anhelamos que otras no cambien, desearíamos que las cosas, personas, situaciones, fueran siempre igual o incluso mejores, pero no es así, en un momento puedes estar en la cima de la montaña y en otros nadando en el fango, la pregunta es? como mantener el equilibrio? la teoría y la lógica me dice: Confiar en Dios, pedir sabiduría,orar y encomendarle todo a él. Pero en la practica la verdad no ha sido tan fácil, pero bueno.... Hay que seguir adelante como dice "nuestra amiga" Laura Chinchilla, que por cierto, la vi muy mal en el debate, confirmando que definitivamente no tiene claro sus intensiones, (ni la cara le ayuda a esta mujer).

Este fin de semana me quedaron claras 3 cosas o mejor dicho 3 frases:

1) Nosotros no hacemos un trabajo para Dios, si no que Dios hace el trabajo a través de nosotros.
Dios puede utilizar a cualquier persona, no creamos q es por nuestra capacidad ni habilidades, es solo por la misericordia de Dios es que podemos servirle. " Manos a la obra" El propósito de nuestra salvación es Servirle alegremente a Dios de corazón.
2)El privilegio que tenemos los Gentiles(Pecadores Sin Cristo en el corazón)
Debemos agradecer a Dios por la oportunidad que tuvimos,tenemos y "tendremos" de poder recibir a Cristo como salvador, aceptar esa salvación que las obras humanas no pueden alcanzar.
Agradecer el tiempo que nos toco vivir, donde la Salvación es relativamente sencilla.
3)Si no tienes pasión por las almas que se pierden, puede ser que tu no seas salvo.
Si eres cristiano No podemos vivir simplemente dejando que las personas pasen a nuestro lado sin sentir la necesidad de compartir el evangelio, tener compasión de esas almas que se irán al infierno sin Cristo. Otra cosa importante: que la costumbre no nos haga pensar cosas que no son, el hecho de asistir a la iglesia a todos los cultos, todas las actividades, etc, no quiere decir que ya seas salvo. . Piensa en eso ,, e invita Cristo a morar en ti....

No seamos como las ondas,: a.. vean lo que dice Santiago referente a las ondas " Stg1,6 porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. "

Ondeando ¿ no es lo mismo a "Onde estoy"?


Saludos...

No hay comentarios: