martes, 9 de febrero de 2010

¿ De quién es todo esto ?


Martes, hay personas que aún dicen feliz año nuevo, a como vamos de rápido, cuidado no es feliz 2011, los días pasan y algunas cosas parecen no cambiar, pero Dios si hace cambios constantes en los que desean ser gobernados por él.

Cuantas veces hemos escuchado "no me alcanza la plata para nada" " necesito tal cosa" cuando en verdad la deseamos y no la necesitamos precisamente, pero bueno esa es la misión de los mercadologos, y lo hacen muy bien,,, debemos aprender a cuidar nuestro dinero, administrarlo correctamente...

Un economista de los años 30 enunció una ley que decía lo siguiente:

"El 95% de los seres humanos que viven en una economía capitalista, van a gastar más de lo que ganan, por que tal y como está estructurada dicha economía, jamás van a ser capaces de satisfacer todas las necesidades percibidas. Sin importar cuanto se incrementa el ingreso mensual, los gastos se incrementarán proporcionalmente hasta rebasar los ingresos. Una vez que la edad laboral se haya agotado, inevitablemente, tendrán que enfrentar la escasez o la limosna de los demás."

La mayordomía Financiera

El término mayordomía proviene de la palabra griega “OIKONOMO”.
“Oikonomo” (“oikos” = casa & “nomos” = ley) es el administrador de los bienes de la casa del amo.
En otras palabras, es un siervo el amo que es el dueño de todo.
Nuestro Señor es el dueño de todo y nosotros como sus siervos, somos administradores de los bienes puestos a nuestro cargo: tu cuerpo, el tiempo, dinero, familia, el trabajo, dones, talentos, la creación, etc.
Algún día, cuando Él nos llame a Su presencia, debemos dar cuenta de la forma en que administramos estos bienes tan preciados.

Salmos 50:10 Porque mía es toda bestia del bosque,Y los millares de animales en los collados.50:11 Conozco a todas las aves de los montes,Y todo lo que se mueve en los campos me pertenece.50:12 Si yo tuviese hambre, no te lo diría a ti;Porque mío es el mundo y su plenitud.

Somos los administradores de todo lo que Dios ha dejado, incluyendo nuestro dinero, procura no gastar más de lo que ganas...1 Corintios 4:2 «Ahora bien, a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza». Más adelante hablaremos un poco de esto, primero terminemos el tema de los noviazgos que ya mañana viene el penúltimo..

Saludos, tengo mucho sueño..

No hay comentarios: