viernes, 16 de abril de 2010

El concepto de uno mismo


Fin de semana, que descanso para algunos, para otros sigue el corre corre, para otros comienza, el hecho es que llego el fin de semana gracias a Dios. Hoy escuchando a un señor que me brinda unos servicios, me comenzó a contar que antes trabajaba no se donde, y que era muy bueno en lo que hacía, que practicamente era el mejor técnico que esa empresa tenía en su momento, que hizo un montón de cosas, que contaban mucho con él.......yo me quedé como....wow,, ¿cuantas veces somos así? " echándonos flores , pensando que somos lo máximo, que somos aquí y allá" ¿que concepto tenemos de nosotros mismos?

Me dieron ganas de preguntarle al señor ¿cuando usted se fue de ahí; la empresa quebró?

Estos días he estado pensando en ¿como seriamos si tuviéramos la facilidad de manejar o dejar algunas cosas en nuestras vidas? tales como:

Dominar la lengua, dejar de vivir por sentimientos, sin el orgullo. Las cosas serian más faciles.. pero como cuesta...

El concepto de uno mismo

Una vez dos ceros estaban discutiendo. Uno era alto y delgado, el otro chaparro y grueso. Argumentaban sobre cuál se los dos valía más. Cada uno trataba de realzar sus valores. Alguien que los estaba escuchando les recordó que ambos eran “ceros” y que valían lo mismo; esto es, nada.

Algunas veces las personas piensan que lo que ellas hacen es más importante que lo que hacen otras. Ser diácono, dicen, es más importante que ser maestro. Ser hombre es más importante que ser mujer, etc. Pablo nos corrige en esta tendencia al decirnos en 1 Corintios 3:6 : “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.” Y en Romanos 12:3 : “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que nadie tenga más alto concepto de sí que el que debe tener…”

Todos somos vasijas de barro y nuestra importancia está en que Dios se fija en nosotros y se digna morar en nosotros.

La misma pregunta que le iba a ser al señor ese me la hago yo.... ¿Se acaba la obra de Dios si dejó de hacer lo que hago? ¿soy indispensable para Dios?

Saludos

No hay comentarios: