viernes, 28 de mayo de 2010

Noviazgo eterno 3 parte " mal camino"




Viernes fin de semana gracias a Dios,, cada día más agradecido con Dios del regalo que me ha dado, preciado regalo, como les comentaba ayer hoy veremos la realidad de la historia que conté ayer, como sucede eso en la vida real y no solo con la compra de un auto.

"Quería encontrar a mi princesa celeste en su yegua azul y que el cielo se abriera y una voz fuerte me dijera: ¡Hijo, ella es tu herencia!"



Un día cuando menos lo esperaba ella llegó(cuanta el mismo muchacho que estaba comprando el carro). Se bajó de su yegua azul, se arregló su vestido celeste, se limpió las boñigas y me miró...(espacio para que piensen en la cara de él y ella intercambiando miradas) la miró, se miraron y pensó que era amor a primera vista.
Era tanto el anhelo que tenía, que no importaba nada, se conocieron por largo tiempo y cada día que pasaba conocía algo nuevo de ella. Como el momento en que casi se vuelve loca de celos porque saludó a una de sus ex novias, y otro día a unas ex compañeras del colegio, ni hablar del día que conoció a la amiga que conocía hace más de 10 años; claro por supuesto, es normal que tuviera celos, como la vez que le gritó porque llegó un poco tarde a visitarla, pero es entendible, tuvo que esperarlo mucho; también como el momento en que se enojó por nada, en realidad le pasaba a menudo, pero era normal, ¡todos nos enojamos!
Hasta que entró en razón y se acordé del primer auto. Las señales fueron tan claras pero no quería verlas ***aceite, apagonazos y cables*** ahora se repetía la historia ***celos, gritos y enojos***.

"Aceite, apagonazos y cables rotos, habían cambiado por celos, gritos y enojos. las señales eran claras, solo que no se querían ver."

Defendiendo lo indefendible, justificando lo que no se puede justificar.
¡Y entró en razón! Pudo reaccionar antes de hacer una de las "compras" más importantes de la vida, estaba ciego, cojo y sordomudo, parecía una canción famosa por ahí.

Quizás lo que más duele es saber que muchos y muchas sí han realizado malas compras y lo peor es que estaban tan cerca de conseguir sus anhelos más profundos, pero la desesperación les impidió ver las señales tan claras y evidentes y por ende equivocar sus caminos.

Resultados:
Miles de matrimonios destruidos, hijos abandonados, corazones solos, relaciones enfermas, autoestima por el suelo sin concepto claro de la dignidad y falta de fe en sí mismos.

La próxima semana estaremos viendo a la luz de la Biblia como se debe de manejar y entablar una relación que agrade a Dios,, veremos algunos principios que son fundamentales para esto,, Por ahora haciendo un recuento de lo que hemos visto, recuerda que eres una persona única , especial, que vales mucho, no permitas que te utilicen o maltraten por un "amor" que no te merece. Pide a Dios con fe y da lo mejor de ti cada día.

saludos,



No hay comentarios: