miércoles, 28 de julio de 2010

Reparación externa..


Hola, mitad de semana, cada día convencido de que cuando se decide hacer las cosas correctas las cosas no son tan fáciles,pero que lindo sentimiento el de luchar para lograr nuestros objetivos aunque cueste, como decía ayer paciencia y perseverancia, hoy no me puedo quedar sin compartir este devocional que se envió el Grupo Vid, sencillamente muy bueno, me dispongo en este momento a leer y analizar el capitulo 3 de 1Corintios a ver que me muestra antes de dormir....
Jeremías 6:14-20 (Reina-Valera 1960)
14 Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz.(A)
15 ¿Se han avergonzado de haber hecho abominación? Ciertamente no se han avergonzado, ni aun saben tener verg:uenza; por tanto, caerán entre los que caigan; cuando los castigue caerán, dice Jehová.(B)
16 Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.(C) Mas dijeron: No andaremos.
17 Puse también sobre vosotros atalayas, que dijesen: Escuchad al sonido de la trompeta. Y dijeron ellos: No escucharemos.
18 Por tanto, oíd, naciones, y entended, oh congregación, lo que sucederá.
19 Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley.
20 ¿Para qué a mí este incienso de Sabá, y la buena caña olorosa de tierra lejana? Vuestros holocaustos no son aceptables, ni vuestros sacrificios me agradan.


Reparación experta
David C. McCasland

Paraos en los caminos, […] y preguntad […] cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. —Jeremías 6:16

Si alguna vez trataste de arreglar algo y no pudiste, te gustará un cartel que vi fuera de un taller de reparaciones de automóviles: Arreglaremos todo lo que su esposo arregló. Ya sea que el problema sea el coche, las cañerías o un artefacto del hogar, por lo general, es mejor que lo arregle alguien que está capacitado y que es confiable.
Lo mismo sucede con el pecado y nuestras luchas internas que se oponen a los esfuerzos que hacemos para enmendarlo.
Jeremías denunció la avaricia de los profetas y de los sacerdotes de su época, diciendo: «Curan la herida de[l] pueblo [de Dios] con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz» (Jeremías 6:14). Ni ellos podían cambiar ni tampoco guiar al pueblo a experimentar una transformación espiritual. Entonces, el Señor convocó al pueblo a seguir Su camino: «Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma» (v. 16).
Siglos después, Jesús, el Hijo de Dios, dijo: «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar» (Mateo 11:28).
Las partes de nuestra vida que hemos tratado de arreglar y no hemos podido pueden ser restauradas por la mano de Dios. Por medio de la fe en Cristo, podemos ser plenamente recuperados.

Saludos

No hay comentarios: